viernes, febrero 17, 2006

LUIS BAS, POR FIN LA PAPIROFLEXIA SE CONVIRTIO EN PERSONA

Antes de haceros participes de mis impresiones sobre Luis, me gustaria que leyerais su biografia y como Luis creo el Murcielago, publicados en el Boletin de la A.E.P. "Pajarita "nº 5, año 1982.

BIOGRAFIA


Os presentamos la biografía de Luis Bas, ya conocido por todos, pues colabora habitualmente en nuestra revista, con la Tira de Comic.

Nace en zaragoza en 1954. Estudia arquitectura en Madrid. Entre los 17 y 20 años se dedica bastante intensamente a la escultura y posteriormente a la pintura. Actualmente pertenece al grupo artístico K-82.

“Alucine” por la papiroflexia comienza cuando a los 7 años- en zaragoza- alguien le regala un canguro de papel (probablemente se trate del modelo que D. Eduardo Galve, del Grupo Zaragozano, creara en 1960).

Posteriormente conoce algunos libros japoneses de papiroflexia ( aunque muy elementales) y los españoles.

Empieza, como no, en solitario, su actividad creadora con modelos como el perro, el papagayo...

En la “Exposición Homenaje al Grupo Zaragozano 40-70”, celebrada en Zaragoza (diciembre de 1981), Luis descubre la inmensidad de posibilidades del mundo papirofléxico. Le impresiona especialmente las figuras de David Brill y Akira Yoshizawa, por su espectacularidad y perfecto acabado. Descubre también la existencia del Grupo Zaragozano y de sus reuniones. Empieza a acudir a estas reuniones y así empieza a entablar conocimiento con otros plegadores.

De esta época son modelos como el canario, el elefante con y sin colmillos, el ratón, el camaleón,...

En Julio de 1982 acude “al primer festival internacional del plegado del papel”, organizado por el Movimiento Francés de Plegadores de papel (MFPP). Allí descubre la obra de Jean Claude Correia. El estilo de Correia le abre nuevos horizontes a su creatividad papiroflectica.


A partir de ese momento, su estilo se debate entre el racionalismo flectico de un Montroll y los juegos – volumen de Correia,; o lo que es lo mismo entre la rigurosidad y la racionalidad de su formación académica y la libertad de su espíritu artístico. El murciélago que os presentamos (y que creemos debería titularse mas apropiadamente vampiro) es, tal vez, su modelo que mejor conjuga estas dos tendencias: la cabeza, perfectamente flectica define por si sola al animal de que se trata, el resto es como una “negra sombra” apenas definida, como una representación subconsciente y arquetípica del murciélago y un vampiro (a este respecto, resulta bastante esclarecedor conocer las “circunstamcias” que rodearon a la gestación de este modelo y que mas adelante nos cuenta el mismo Luis).
Todas sus figuras, excepto la vaca y el director de orquesta, las obtiene a partir del cuadrado. Esta preferencia por el cuadrado no responde, como tal vez podría esperarse, a ningún planteamiento (metafísico) sino a una inercia mecánica y una economía manipulativa: “cojo un papel de cualquier proporción, automáticamente obtengo un cuadrado y empiezo a plegar. Entonces me pregunto ¿qué podría salir de aquí?”.

A mediados de 1982, edita un cuadernillo titulado “Partituras para Papirolas o así”.

Para Luis la presentación de los desarrollos no solo es un conjunto de instrucciones mas o menos claras, sino algo con entidad propia y tan importante como el mismo modelo. Por ello en
“Partituras....”, ensaya nuevas formas en la presentación de desarrollos: desde el sistema de viñetas típico del comic, hasta una especie de sistema conflúyete, con los desarrollos del toro de la vaca, que convierte el cuadernillo en una especie de circulo cerrado cuyo climas es el encuentro de los dos modelos acabados. Una buena muestra de lo que tratamos de explicar se puede observar en la ultima pagina de los desarrollos del murciélago.

Casi todos los creadores confiesan la existencia de uno o varios modelos deseados, soñados, imaginados ..., que su creatividad no ha podido plasmar – o al menos no al nivel que ellos querrían. Luis confiesa también esta “ambición”; entre sus modelos “deseados” esta la reproducción flectica de la Torre Eiffel; es raro ¿no? Por cierto, ¿habíamos dicho que es arquitecto?.


COMO NACIO EL MURCIÉLAGO.

Estando yo un día en el ocaso de una guardia (esto equivale a que el sol empieza a salir por el horizonte) con un fusil colgado del sobaco, pensaba - por eso de que pensar es inevitable – que lo de volar no seria tan posible como para ICARO. Entonces ¿qué Leonardo había en un pájaro? ¿qué ardo en un león había pájaro? ¿qué pájaro había en un nardo Leo?. ¡¡ estaba claro!! ¡ el murciélago!.

Y ... esa era la claridad. Hacer un murciélago guai tan nardo como Leo.

Lo importante según oía hace poco comentar a dos prestigiosos papiroflectas era la cabeza, si, la cabeza, pues con una buena cabeza y lo que sobra del cuadrado, titando un poquico de aquí, otro poco de acullá, sale cualquier bicho.

Así es que voy y me pongo. La cabeza la saco ya, pues había hecho un pájaro aleteador ( bueno lo de aleteador es un decir) que recordaba, tenia suficientes puntas para sacar orejas y morro arriba y abajo. Luego con lo que quedaba del papel hice un cuerpo.

Corriendo fui al Levante y lo enseñe y, oye, hubo a quien no le pareció mal, lo cual era tan preocupante que me preocupe. Cogí y le di la vuelta al modelo y ya era una cosa demasiao que es lo que es ahora.

Ahí va.


Despues de lo expuesto por el editor del Boletin de aquella epoca y por el mismo Luis, solo me queda aportar unos pequeños comentarios sobre su persona.


Mi primer encuentro con la papiroflexia a nivel personal fue con Luis Bas.

Tras mis primeros contactos vía correo con el Grupo Zaragozano, me decidí, como ya os conté, a ir un Lunes a las reuniones semanales del Grupo, en el zaragozano Café de Levante.

Tras cruzar el umbral del antiguo café me dirigí, eso si con cierto nerviosismo, hacia los camareros del café, para ver si me podían dar paradero de algún miembro del grupo, el dueño del café, Carlos, al cual debemos agradecer muchas cosas, me dijo que en esos momentos solo había una persona del grupo, y me indico donde estaba, mire hacia donde me dijo y allí encontré a una persona alta, moreno, un poco tripudillo, con un poco de melena, y no muy bien peinado, con una camisa de seda verde y una cazadora de piel marrón, que se estaba tomando una cerveza y un huevo rebozado.

Me acerque a el y le dije: ¿Eres del grupo Zaragozano?, Él con la cerveza en una mano y el huevo en la otra, me dijo que si, no sabia como saludarme, las dos manos estaban ocupadas, mordió el huevo, bebió un sorbo de cerveza y me dijo "nos sentamos a esperar a estos".

Esta fue el inicio de la primera charla con Luis, después vinieron muchas, muchas tardes en que pensar en lo que deberíamos hacer, pensar en un CD interactivo, en un libro del Grupo, en como pasarlo bien con esto de las pajaritas.

Un día apareció con un papel increíble, por un lado era metalizado y por el otro color marrón haciendo como aguas, él lo plegaba y plegaba, estaba intentando hacer un león, yo estaba a su lado y olía a café, y nadie estaba tomando café, le pregunte ¿no hueles a café?, Él me sonrió y me dijo, es que pinto el papel con “nescafe”, me pareció una idea alucinante, me regalo alguna figura suya, y después de mucho tiempo aun huelen a café.

Al poco tiempo de conocernos, y de pasar muchas tardes juntas divagando, surgió la idea de publicar un libro, un libro que hablara del Grupo Zaragozano,- Papiroflexia, a vueltas con el papel - del grupo antiguo y del nuevo Grupo resurgido, recopilamos las figuras y el se puso enseguida a dibujarlo, sus conocimientos en arquitectura y del programa “autocad”, hizo que en pocos meses la idea se llevara a cabo, y viéramos en septiembre del 1993 durante la primera convención internacional de la AEP, la presentación del mismo. (Pero es cosa que hablaremos mas despacio.

Tiene publicado un boletín titulado: “Partituras para Papirolas o así”, donde te enseña, en el transcurso de 32 paginas, a plegar 9 magnificas figuras, (toro, pájaro aleteador, loro, ratón, director de orquesta, camaleón, avión, pájaro enfadado y la vaca), todo ello dibujado a mano, y de manera original va entremezclando las diferentes paginas, mezclando el comic con las diferentes técnicas de diseño.

Si se le necesita, lo mejor es que siempre se puede contar con él y con todo lo que puede aportar.

4 comentarios:

Manuel Sirgo dijo...

Quiero manifestar dos cosas. La primera que estoy de acuerdo contigo Felipe en cuanto a que Luis Bas es uno de los grandes de la papiroflexia española. Hace tiempo que sus modelos me han llamado mucho la atención y además los he plegado.
La segunda es que he probado lo del papel-café. Es sencillamente fantástico. El papel queda como con aguas y le da una textura apropiadisima para algunos insectos, como los insectos palo o los insectos hoja. Además del color y del olor, también tiene sabor. Lo se porque he hecho un modelo al que tenía que inflar y al aplicar los labios para soplar, me encontré con un agradable sabor a café.

Anónimo dijo...

Luis Bas es un genio que pasa desapercibido por ser demasiado campechano.
Como artista es un alma inquieta como he conocido a pocos y como persona...., que voy a decir de él!
Como decimos por mi tierra: "es muy buena gente".
Pongo en falta su experiencia con el cuaderno del Metro en Madrid, en donde participó otro zaragozano ilustre: Miguel Ángel Echeverría.
Bueno, que me alegro un monton que la gente pueda llegar a saber muchas más cosas de él. Se le debería dar a más a conocer.

Anónimo dijo...

Quiero aprender a hacer construcciones geométricas con origami, a partie de círculos. ¿Conoceis algún módulo?. Pepi

Anónimo dijo...

También a mí me interesan los módulos a base de círculos. Anastasio.

anaturai@hotmail.com